Mantenimiento piscinas

En Aquadynamics nos preocupamos por tu piscina para que puedas disfrutar de ella sin complicaciones..

El mantenimiento de una piscina esta dividido en dos fases verano/invierno, en las cuales las tareas son totalmente diferentes, también queremos adjuntarte una tabla de precios orientativos de un mantenimiento anual.

Detalles de las tareas realizadas en nuestros contratos de mantenimiento.

Mantenimiento de una piscina en temporada de verano.

Revisión y Diagnóstico Maquinaria de la Instalación.

En Aquadynamics recomendamos al inicio de la temporada de verano, revisar las instalaciones y ponerlas en funcionamiento para observar si existen anomalías, tanto en bombas, cuadros eléctricos, filtros o dosificadores de cloro. Si alguno de los componentes se encuentra deteriorado en la instalación o se detectan desviaciones con respecto a la normativa vigente, Se valoran las posibles reparaciones o acondicionamientos necesarios. Este tipo de revisión es muy importante ya que nos da un diagnóstico de la instalación antes de comenzar la época fuerte de verano donde una avería importante nos podría dejar sin poder utilizar la piscina en los días de mayor calor del año.

Limpieza Inicial y Puesta a Punto de la Instalación.

  • Desmontaje del cobertor de la piscina (en caso de contar con ello)
  • Limpieza general del recinto de la piscina y cuarto de máquinas, retirando los elementos y residuos acumulados durante el invierno.
  • Vaciado de la piscina si procede. Normalmente el agua de una piscina tratándola adecuadamente debe durar entre 6 y 7 años, luego es recomendable vaciar la piscina y cambiarla por agua nueva. Es muy importante conservar en óptimas condiciones el agua de la piscina porque esto nos puede hacer ahorrarnos dinero alargando la vida útil del agua.
  •  Limpieza y desinfección de la playa con un producto fungicida para eliminar la existencia de hongos y materia orgánica.
  • Limpieza y desinfección del vaso de la piscina por medio de productos químicos homologados, capaces de eliminar las precipitaciones cálcicas y oxidaciones. Limpieza del circuito de depuración y los filtros.
  • Instalación, limpieza, revisión y puesta a punto de todos los elementos móviles que se hayan desmontado durante el invierno. (bolas de propulsión y dirección de agua, tapas de skimmers, escaleras, etc.).
  • Llenado de la piscina hasta los niveles óptimos de trabajo, en caso de haberse vaciado.
  •  Revisión de válvulas.
  • Revisión de dosificadores o equipos de cloración.
  • Revisión de motor y ajuste del circuito de depuración.

Tratamiento de Choque y Puesta en Marcha de la Instalación.

El tratamiento de choque consiste en aplicar una serie de productos químicos en mayor cantidad a los habituales con la finalidad de acondicionar el agua, estabilizando los valores de cloro y pH.

Esta labor debe realizarse con un tiempo de antelación suficiente antes del inicio de la temporada para así asegurarnos que tanto el agua como las instalaciones acuáticas están desinfectadas y dar tiempo a que se estabilicen los valores del agua.

Mantenimiento Integral de la Instalación.

Esta labor comprende el mantenimiento de la instalación desde la apertura, al comienzo del verano primeros de junio aprox., hasta el cierre de esta finales de septiembre aprox.

  • Abastecer de cloro, algicidas, elevadores y reductores de pH u otro producto necesario para el tratamiento adecuado del agua, así como los productos bacteriológicos y fungicidas necesarios para la limpieza y desinfección de los bordes de la piscina, pediluvios, duchas y zonas de playa.
  • Depurar diariamente y de forma continua, el agua del vaso por procedimientos físico-químicos recomendados por el fabricante del equipamiento, utilizando para ello la depuradora donde se realizarán todas las fases del tratamiento.
  • Efectuar los controles de depuración y filtración necesarios para conseguir el perfecto mantenimiento de las instalaciones.
  • Llevar un control de la calidad sanitaria del agua realizando los correspondientes análisis.
  • Manipular los elementos de la estación depuradora, realizando las operaciones necesarias para el buen estado de la instalación (lavado de filtros, pre filtro, control de maquinaria de dosificación de producto químico, limpieza de la sala, etc.)

Mantenimiento de una piscina en temporada de invierno.

Consiste en la aplicación de productos químicos que tienen como fin la conservación de las propiedades del agua en la temporada invernal. El tratamiento de invierno tiene una duración de ocho meses y es muy importante no descuidar la instalación para luego en temporada de verano no sufrir averías o percances por no haber realizado adecuadamente las labores durante el invierno.

Una vez finalice la temporada de verano, se procederá a acondicionar la instalación para protegerla de los rigores del invierno y de su inactividad, realizando las siguientes labores:

  • Colocación de la lona o red de seguridad.
  • Vaciado del circuito de duchas (evitando roturas de tuberías por heladas).
  • Retirada de las bombas dosificadoras, lavado de filtros y limpieza del circuito hidráulico.
  • Revisión de cuadro eléctrico.
  • Aplicación de producto químico.
© Copyright 2013 - 2017, todos los derecho reservados - Desarrollado por Tecnux